Ángela Molina ha sido galardonada con el Premio Nacional de Cinematografía 2016. A sus 60 años y viviendo la etapa de la «joven vejez» reconoce que el premio le ha pillado «por sorpresa» y lo valora como la «cosa más preciosa» ya que se trata de un reconocimiento de su gremio.«El disfrutar de esa generosidad de los demás es la cosa más gratificante que puede conllevar recibir un premio», ha afirmado la artista, hija del cantante Antonio Molina.