Al fin todas los rumores se han hecho realidad. Tras desmentidos y titubeos se ha confirmado que Bob Dylan no acudirá a Estocolmo para recoger el Premio Nobel de las Letras. Dylan ha escrito una carta a la organización en la que expresa su deseo de recibir en persona el premio, del que se siente «muy honrado», según ha manifestado la academia, pero que no podrá acudir a la ceremonia «por la existencia de compromisos previos».