Las cenizas del escritor Truman Capote fueron vendidas ayer en la casa de apuestas Julien´s Actions por 43.750 dólares (38.841 euros). Los restos del autor, que murió en 1984, estaban en posesión de Joanne Carson, mujer del presentador Johnny Carson. Los Carson y Capote estaban unidos por una estrecha amistad, como lo demuestra el hecho de que Capote decidiera pasar sus últimos días en la casa del matrimonio. El director de la casa de apuestas, Darren Julien, ha explicado, tras la polémica que ha suscitado la venta, que a Capote «le hubiese encantado al  cien por cien. Le gustaba generar titulares de prensa y ver su nombre escrito en los periódicos». Además, se subastaron las prendas de vestir que llevaba el dramaturgo cuando falleció, que se han vendido por 5.681 euros.