La recaudación del cine español en el extranjero cayó un 14,1 % el año pasado, lo que se ha traducido en la recaudación de 160 millones de euros. El número de películas distribuidas fuera también descendió un 16 % hasta 132, según datos presentados por la confederación de productores audiovisuales FAPAE (Federación de Asociaciones de Productores Audiovisuales Españoles).

Su presidente, Ramón Colom, ha relativizado la negatividad de esos datos, incluidos en el informe El cine español en el mercado internacional 2015, al recordar que las cifras duplican las registradas hace diez años, tanto en recaudación como en número de largometrajes distribuidos.