Riske Zero – «No Country For Poor Men»

(Maudit Tangue, 2016)

363

Hay bandas que de primeras suenan raras. Más bien todo lo que las rodea es insólito, lejano de lo aceptado como convencional. ¿Un grupo que afirma proceder de las Islas Reunion?. Reconozco que no sabía dónde se encontraba el archipiélago. Me meto en internet y descubro que es un conjunto de islas pertenecientes a Francia cercanas a Madagascar. El grupo del que hablamos es Riske Zero un power trío que no hace prisioneros en este, su segundo álbum de estudio. No Country For Poor Men inicia su periplo con la canción que da nombre al álbum y en la que descubrimos una formación sin prejuicios, directa como una inyección de adrenalina en pleno corazón.

El cantante y guitarrista Xavier  alterna canciones en inglés, francés y castellano, lo que resulta unas veces genuino y otras un tanto disonante, pero siempre solventando todas las posibles mermas. Hey Girls Han Ha parece una versión de los Pixies más descontrolados, aunque con una estructura muy interesante que la acerca mas a las orilla de los franceses. La voz de Xavier se parece en exceso a la de Black Francis. También de él toma prestada  la costumbre de hacer experimentos con el idioma español, como en Puto Sistema, donde rezuman más influencias del trío, como los Wipers o Nirvana.

El ramalazo noventero, con un bajo que no para de amartillar las canciones por una senda segura, no anula una de las vertientes más interesantes del conjunto, que no es otra sino su marcado sonido garagero. El estilo desinteresado y  lo dejan patente en títulos como Solecito (cervecita,Perpignan)  en los que Riské Zero abrasan a base de velocidad. Más interesante es Montée Panon, doscientos segundos de canción altiva, relajada y con tintes psicodélicos que se alza entre lo mejor del plástico. La banda afirma que sus influencias son Shellac y Fugazi. El que firma opina que que están más cerca de los reyes del sonido Washington que de la propuesta de los capitaneados por Steve Albini, de hecho creo que se posicionan más cerca de Les Savy Fav.

No Soy Pepe Carvalho es una píldora punk y posthardocre que también juguetea con el idioma de Cervantes y Machado, mencionando a éste último entre gritos y alaridos.  Coming Out está bautizada en inglés aunque narrada en francés, pero apenas se distingue de su predecesora. La impresión que me da es que la fórmula parece trillada y desgastada en el tramo final. El Puerto de Santa María es una extravagancia que hace sucumbir la atención del oyente. ¿Oigo una trompeta? Me da igual. No la hace ser  original, ni tan siquiera interesante.

Por fin parece que Xavier, Sébastien Olivier bajan las pulsaciones en A Different Face (William Blake). Y hacen bien pues al elepé le hace falta un giro de guión. El corte que homenajea al genial poeta inglés muestra que con un poco de búsqueda y sosiego pueden conseguir resultados muy óptimos. Je Hais La Nostalgie, el undécimo tema, cierra el disco en una canión-parodia que bien se podrían ahorrar y concluir el álbum en unas muy decentes diez pistas.

Estamos pues ante un trabajo interesante y que en el futuro podría ganar en genuinidad y carácter si se desmarcan un tanto de sus referencias. (Nota: 6,5)