La actriz norteamericana Sigourney Weaver recibió anoche el Premio Donostia, el segundo que se concede en ésta, la 64 edición del Festival de San Sebastián. La intérprete neoyorquina de 46 años recibió una gran ovación al subir al estrado, donde afirmó sentirse española. Weaver recordó que acudió por primera vez a un festival, el de  San Sebastián, en 1979, para presentar Alien: el octavo pasajero, film que no había visto íntegro hasta la fecha.