La entrega de los Globos de Oro de anoche tuvo una protagonista sin par: la película La la Land. La cinta protagonizada por la supertaliva pareja compuesta por Ryan Gosling Emman Stone tomó literalmente el hotel angelino Beverly Hilton en una noche monográfica. Hizo un pleno. La película estaba nominada a siete premios, y los ganó todos.

El film de Damien Chazelle, que a sus 31 años es el director más joven premiado con un Golden Globe, se ha posicionado así en la primera posición en la parrilla de salida para los Oscars. Además esta comedia musical contiene un ingrediente que a los académicos les encanta: una historia que versa sobre el cine hollywoodiense.

Si a esto le añadimos los galardones de Stone Gosling, cuya química en la pantalla es insuperable a día de hoy, todo apunta a que el 26 de Febrero La la Land volverá a asaltar el Dolby Theatre para pasar, posiblemente, a los anales de la Historia del Cine.